Gobernador declara estado de emergencia en la Autoridad de Carreteras

El gobernador Alejandro García Padilla, firmó la orden ejecutiva 2016-018 que decreta un estado de emergencia para la Autoridad de Carreteras y Transportación, conforme a la Ley de Moratoria de Emergencia y Rehabilitación Financiera, y por consiguiente habilita a la Autoridad de Carreteras para que pueda continuar sus proyectos de construcción y proceder con el pago a contratistas y obras en proceso, garantizando así, carreteras más seguras para el país.

Con la declaración de este estado de emergencia, quedan suspendidas las obligaciones de remitir ciertos fondos de obligaciones financieras y se autoriza la implementación de medidas extraordinarias necesarias para garantizar la continuidad de los servicios esenciales que ofrece a la ciudadanía. La orden ejecutiva suspende la obligación de la Autoridad de Carreteras de transferir los ingresos de los peajes y cualquier otro ingreso recibido a sus bonistas e impone un ‘alto’ en las reclamaciones judiciales y de cualquier tipo.

Según se informó, al 31 de diciembre de 2012, la deuda de la Autoridad de Carreteras con el Banco Gubernamental de Fomento alcanzaba más de $2,200 millones y no existía fuente de repago. Actualmente, la Autoridad de Carreteras necesita cerca de $25 millones mensuales para continuar su operación y proveerle los servicios esenciales a la ciudadanía, garantizando así su seguridad y bienestar. Asimismo, necesita sobre $150 millones para atender las cuentas por pagar con sus suplidores